Para lograr que nuestros proyectos cumplan con su propósito, necesitamos contar con una guía que nos permita calcular los recursos que necesitaremos, la estrategia que seguiremos y en general, todos los pasos necesarios para alcanzar las metas deseadas.

En un entorno cada día más competitivo, sin importar el sector en el que nos desenvolvamos ni el tamaño de nuestra empresa, contar con un Plan de Marketing es necesario para poder posicionarnos en el mercado.

¿Qué es un Plan de Marketing Digital?

Es un esquema que estipula los objetivos, estrategia y el plan de acción a seguir para fortalecer y gestionar la competitividad de una empresa. En él, también se incluye la información sobre la organización, su situación actual en el mercado y el entorno en donde se desenvuelve.

Un Plan de Marketing se divide en cuatro grandes secciones:

  • Análisis y diagnóstico: donde se desglosa toda la información de la situación actual a nivel interno, externo, con relación al sector y al mercado en general de la empresa o marca.
  • Definición de objetivos: esta sección registra los objetivos de negocio y marketing que se desean alcanzar.
  • Estrategia digital el núcleo de todo el plan: contiene el cómo se logrará todo lo que anteriormente se planteó, con qué herramientas y soluciones creativas.
  • Plan de acción: es el listado de las tareas concretas que se deben llevar a cabo; es la parte operativa de todo el documento.

Análisis y Diagnóstico

Para saber hacia dónde ir, es necesario saber en dónde estamos. El autoanálisis servirá para detectar los puntos fuertes y débiles que impactan en el desarrollo de la empresa, las áreas de oportunidad y los posibles problemas que se pueden presentar.

Para realizar un análisis profundo, utilizar el esquema de estudio FODA es recomendable. Esta herramienta nos permite determinar cuatro importantes aspectos sobre nuestra organización para poder definir la estrategia empresarial más adecuada.

Fortalezas: se enlistan todas aquellas características que brindan una ventaja competitiva a la organización, desde recursos materiales hasta el talento que ahí labora. Algunos ejemplos son: “Posicionamiento de marca”, “Buena ubicación”, “Personal certificado”.

Oportunidades: son todos aquellos aspectos externos que representan posibilidades de crecimiento, cumplimiento de los objetivos y desarrollo para la empresa. Ejemplos: “Poca competencia”, “Alta demanda de productos”, “Crecimiento constante de la industria”.

Debilidades: se deben registrar todas las condiciones que nos ponen en desventaja con respecto a la competencia o que nos hacen falta para poder cumplir nuestros objetivos. Ejemplos: “Maquinaria obsoleta”, “Riesgo de descapitalización”, “Pagos impuntuales”.

Amenazas: son los factores externos que nos pueden alejar de nuestras metas; la identificación estos obstáculos ayuda a prevenir y a crear planes alternativos. Ejemplos: “Nueva competencia”, “Inestabilidad del dólar”.

Lograr el llenado de este esquema resulta más efectivo si todas las áreas de la organización participan en el ejercicio; es un estímulo al trabajo en equipo que permite vislumbrar cuál es su percepción sobre la empresa y nos da parámetros para fijar metas y objetivos comunes.

Definición de Objetivos

Después del análisis interno y externo de nuestro negocio, detectar los puntos de oportunidad y amenazas latentes, es momento de fijar nuestros objetivos de negocio. 

Un método imprescindible para definirlos es la metodología SMART, que se define de la siguiente manera:

S: Specific / Específicos: establecen cifras determinadas y cantidades reales.

“Incrementar 25% las ventas de crema para manos antes del 30 de enero de 2019”

M: Measurable / Medibles: un objetivo es medible cuando cuenta con variables que ayudan a determinar su éxito o fracaso.

A: Attainable / Alcanzables: de acuerdo a  la realidad de nuestra empresa, fijamos metas que realmente puedan superarse y, en un futuro, replantearse para continuar creciendo.

R: Relevant / Relevantes: que se relacionen con el objetivo final del proyecto, estrategia o negocio.

T: Time-Related / Con un tiempo determinado: con fecha determinada en función de los resultados que esperamos alcanzar.

“Incrementar en 8% el engagement en las entradas de blog publicadas en Facebook antes del 15 de julio de 2018”

Objetivos de Negocio y Objetivos de Marketing

Existen dos tipos de objetivos; los de negocio, que son los que fijan las metas económicas, como las ventas, los ingresos esperados, las ganancias y las utilidades; y los de marketing, que establecen los propósitos que se desean alcanzar en términos de percepción de marca.

Un claro ejemplo de objetivo de negocio es el de incrementar la facturación de un negocio con respecto al año anterior. Un objetivo de marketing sería el de incrementar el número de visitas al sitio web con relación a un periodo anterior.

 

Objetivos de marketing

Se clasifican en cuatro grupos:

  • De alcance: son los que buscan crear conocimiento de la marca, de los productos y de los servicios en el entorno digital y offline. 
  • De actividad: se refieren a las metas que buscan generar interacción con la audiencia en los medios o plataformas digitales en los que se tenga presencia.
  • Conversión: son los que determinan los propósitos relacionados con lograr conversiones como conseguir más fans e incrementar leads.
  • Fidelización: son los que buscan construir relaciones con los consumidores a lo largo del tiempo para conseguir metas relacionadas con la retención de clientes.

Objetivos de marketing

¿Qué es el target?

Se refiere al público objetivo al que va dirigido todo nuestro esfuerzo de marketing; es un grupo que, gracias a que reúne ciertas características y afinidades, tiene mayores posibilidades de interesarse por nuestro contenido, producto o servicio ofertado.

El éxito de toda campaña depende de esta selección del público, ya que un mensaje que llega a la persona incorrecta, puede generar el efecto inverso al esperado. Además, tener en claro a quién va dirigida nuestra publicidad, nos da la pauta para generar los materiales y seleccionar las plataformas adecuadas.

¿Cómo se define el target?

Comenzar a definir el perfil de nuestro público objetivo se realiza contestando una serie de datos básicos que nos ayudan a describir en general, quiénes son las personas que recibirán nuestros mensajes:

  • Edad
  • Sexo
  • Ubicación
  • NSE
  • Trabajo
  • Cargo
  • Personalidad
  • Temas
  • Intereses
  • Tendencias de búsqueda

Estrategias de Negocio

Una vez que sabemos a quién le estamos hablando, podremos trazar una estrategia mejor enfocada, con las herramientas, medios y canales más adecuados para alcanzar los objetivos planteados.

  • Posicionamiento de marca
  • De ventas
  • De imagen pública
  • De control de daños
  • De promoción

Plataformas Digitales

Una plataforma digital es un sistema que permite alojar diversas funciones y aplicaciones en línea para que cualquier persona pueda acceder a ellas a través de un dispositivo con conexión a internet.

De acuerdo a su funcionalidad, se elige la que mejor se ajuste a las necesidades de la campaña y a la segmentación del público objetivo. Las principales plataformas en donde podemos ejecutar nuestras estrategias de marketing digital son:

  • Sitio web
  • Landing page
  • Portal web
  • Ecommerce
  • Aplicaciones móviles

¿Cómo podemos usar estos canales para lograr nuestros objetivos de marketing y entregar nuestros mensajes publicitarios? Descúbrelo en este artículo especial sobre Plataformas Digitales.

 

¿Necesitas auditar tus canales digitales? Descarga la guía para lograrlo y detectar tus áreas de oportunidad.

Descargar Guía de Criterios de Evaluación  para Plataformas Digitales

¿Qué es un mensaje publicitario?

Es el conjunto de textos, imágenes, sonidos y símbolos que transmiten la idea de un anunciante con la finalidad de captar la atención del receptor.

¿Cómo hacer un mensaje eficiente que me ayude a cumplir mis objetivos?

  • Definir hacia quién va dirigido el mensaje.
  • Verificar que la comunicación contribuya al alcance.
  • En qué medio se transmite.
  • Los recursos con los que se cuenta.

Conclusiones

  • Antes de lanzar una campaña digital, es necesario saber la situación en la que se encuentra la empresa para identificar el objetivo de negocio y los objetivos de Marketing de manera SMART.
  • Los medios y las plataformas digitales que se utilicen, deben estar orientados a cumplir los objetivos y metas de marketing planteadas.
  • La mejor estrategia digital combina el Inbound y el Outbound Marketing. La elección de las disciplinas y herramientas debe estar ligada al momento que atraviesa cada empresa, su personalidad y organización.

 

Diagnóstico gratuito de Plan de Marketing

Descubre cuál es tu situación actual en el mercado y conoce cuáles son las herramientas, canales y acciones más adecuadas para impulsar el crecimiento de tu empresa, solicitando un Diagnóstico Gratuito de Estrategia Digital.

Solicitar diagnóstico